Arkocápsulas Castaño de Indias 8cápsulas
Las hemorroides son uno de los problemas sanitarios más comunes entre las personas adultas de mediana edad. Las hemorroides son a menudo asintomáticas, otras veces presentan diversos síntomas, que dependerán de su localización, su extensión y posibles complicaciones.
Medidas higiénicas y dietéticas

Los pacientes acuden a la oficina de farmacia en busca de un tratamiento que les alivie las molestias producidas por las hemorroides. https://hellcatalogo.com/mejor-venoal. Es necesario realizar un cuidadoso interrogatorio por parte del farmacéutico que confirme el proceso hemorroidal. Ante cualquier duda, la mejor opción es la remisión al médico. Hemos de tener en cuenta que es el momento ideal para ofrecer consejos higiénicos y dietéticos adicionales al tratamiento.
A causa de la diversidad de pacientes con hemorroides y que el paciente a menudo se avergüenza de esta enfermedad, es usual la automedicación y también que se consulte en primer lugar al farmacéutico y después al médico.
Vasoprotectores
Ruscogenina  (Ruscus aculeatus), que reduce la fragilidad de los vasos sanguíneos. Es un glucósido esteroide extraído de las raíces del rusco.
Melilotus officinalis : Sus hojas y flores  contienen cumarinas y dicumarolcon una acción antiedematosa en especial sobre los tejidos de la  pared venosa.

Troxerutina: Estabilizador de membrana endotelial con la consiguiente reducción de la permeabilidad capilar produciendo un alivio local sintomático de los trastornos venosos superficiales.
Centella asiática extracto : Acción protectora de las venas, reduce la permeabilidad capilar y mejora el drenaje linfático. Estimula la síntesis de colágeno.
Castaño de Indias (Aesculus hippocastanum): Están indicadas para el tratamiento de la sintomatología hemorroidal. La parte medicinal es la corteza. El componente principal es la e   que reduce la fragilidad y la permeabilidad capilar a la vez que disminuye el paso excesivo de proteínas y https://hellcatalogo.com/mejor-venoal los vasos de los tejidos.
Vid roja (Vitis vinifera): Protege el epitelio vascular estabilizando las membranas y aumentando la elasticidad, contiene  vitamina P.
Astringentes
Hamamelis ext. (Hamamelis virginiana), óxido de cinc y sales de bismuto : Precipitan las proteínas al aplicarse localmente sobre la piel dañada y las membranas mucosas, formando una capa protectora que reduce la inflamación y la irritación anorrectal.

Alantoína y resorcinol : Sólo se recomienda su uso externo. Producen la descamación y el desprendimiento de la capa superior de células de la piel, con lo que ayuda a la penetración de otros agentes terapéuticos.
Emolientes
Bálsamo de Perú https://hellcatalogo.com/mejor-venoal protector y suavizante de la región anorrectal irritada. Óxido de cinc y el caolín, que tienen propiedades protectoras y emolientes. Forman una barrera protectora sobre la piel, aislando la zona perianal de materia fecal. También previenen la irritación y la pérdida de humedad.
Algunas recomendaciones básicas
Las cremas y pomadas pueden utilizarse para hemorroides internas y externas. Estas deben aplicarse por la mañana y por la noche y tras cada deposición. Antes de cada aplicación, limpiar la zona anorrectal con agua tibia y jabón suave, y secar totalmente.
Uso de toallitas húmedas para la higiene diaria en casos de hemorroides, fisuras anales o episodios de irritación o escozor, permiten una adecuada  limpieza de la zona anal después de cada evacuación de forma suave, calmante, refrescante.

Realizar baños de agua tibia o fría con un jabón ácido o neutro tras cada deposición para evitar irritaciones y prurito.
Pese a tratarse de una dolencia muy frecuente, ya que buena parte de la población sufre hemorroides en algún momento de su vida, gran parte de las personas afectadas no consultan al especialista por pudor. Sin embargo, esta dolencia puede prevenirse: los malos hábitos alimenticios, por ejemplo, constituyen el principal factor de riesgo de este problema.
Debido a esta circunstancia, se desconoce la incidencia real de esta patología entre la población, ya que en lugar de acudir al médico, los pacientes con molestias leves tienden a la automedicación, lo que hace que el papel de farmacéutico sea esencial en el tratamiento de las hemorroides.
Según datos de la consultora IMS Health, durante el periodo acumulado mayo 2013-mayo 201se vendieron en las farmacias españolas 2,6millones de productos específicos para tratar esta dolencia que facturaron 19,millones de euros.
Curar hemorroides externas con efectividad y sin dolor
Vamos a dar hoy un paso más en aplicar las soluciones más comunes para curar hemorroides externas con efectividad y sin dolor. Vamos a aprender a identificar las hemorroides externas, identificar las causas que las han provocado y ver que formas de remediar estas hemorroides externas están en nuestra mano, aunque ya sabéis que esto es siempre algo provisional y que la verdadera cura para las hemorroides está en la prevención y en la consulta de nuestro médico especializado.
Aplicaciones
Justo antes de secarnos, podemos de todas maneras, aprovechar para darnos un baño de agua templada, poniendo la zona anal en remojo, y decimos antes de secarnos porque podemos hacer esto, perfectamente dentro de la bañera para una mayor comodidad y tras tomar el baño templado durante unos diez minutos, ya si que podemos pasar a realizar el secado tal y como comentábamos antes.
Otra de las curas caseras las podemos realizar a base de hacer infusiones con hierbas y vegetales con propiedades calmantes y antiinflamatorias, para este efecto suele emplearse mucho el Aloe Vera y plantas similares que se pueden encontrar fácilmente en cualquier herbolario y cada vez más incluso en los supermercados, eso sí, que sean de un tamaño algo grande, si no, seguramente no lo encontraréis allí. Estos son algunos de los consejos que puedes encontrar en nuestra web para curar hemorroides externas o cualquier otra dolencia que tenga que ver con el tema principal que hablamos en nuestra web.
Simplemente tenemos que coger estas plantas o sus derivados y preparar una infusión en agua caliente, cuando esté hecha la dejaremos enfriar hasta que esté como mucho templada, porque si no podríamos irritar más la zona afectada por las hemorroides. Con una gasa higienizada, procederemos a empaparla en el recipiente de la infusión y a aplicarla en las hemorroides externas del mismo modo que explicamos como deberíamos secarnos, aplicando suaves golpecitos y nunca arrastrando la gasa, ya que no se trata de limpiar la zona, si no de humedecerla con la infusión para que haga su efecto calmante y nos alivie lo máximo posible.
En este sentido; (el de las hierbas medicinales), cabe destacar la utilización de la planta hamamelis y el brusco ya que sus propiedades astringentes, vasoconstrictoras y antiinflamatorias mejorarán la circulación sanguínea y reducirán en consecuencia el dolor, el sangrado y la molesta inflamación provocada por la hinchazón de las venas ilíacas que producen las hemorroides..